El PSOE urge al Gobierno a negociar cambios en el código aduanero de la UE por los perjuicios que implica en la recaudación tributaria de España.

Ábalos denuncia que la Aduana española realiza gran cantidad de trabajo dirigido por Aduanas de otros Estados Miembros, sin que por ello pueda devengar derecho alguno.

El portavoz adjunto del PSOE en el Congreso, José Luis Ábalos, ha registrado una Proposición no de Ley (PNL) para reclamar al Gobierno que negocie en Bruselas la modificación de la normativa aduanera que supone “un claro agravio para España”. El parlamentario socialista ha señalado que, “aunque esta norma supone un refuerzo de la integración europea mediante la optimización de trámites, en el caso de España esta simplificación en el procedimiento puede acarrear cuantiosos perjuicios económicos en la práctica”.

La PNL urge al Ejecutivo a acudir a las instituciones europeas para reclamar la modificación del Código Aduanero de la Unión con el objetivo de que, en el caso del “despacho centralizado”, la Aduana que realice los controles pueda recaudar de los derechos devengados en cada operación, al menos una parte proporcional al trabajo desempeñado por cada Aduana.

La Proposición No de Ley -que defenderá el diputado valenciano en la Comisión de Hacienda y Administraciones Públicas- señala que desde la entrada en vigor del nuevo código aduanero el pasado mayo, se pretende que los actores intervinientes, operadores económicos y autoridades estatales de los distintos estados miembros, actúen aplicando la normativa de manera armonizada. Sin embargo, ha reiterado, la nueva norma europea deja a España en una situación de “profunda desigualdad” con respecto a otros países.

 “Contamos con los dos principales puertos del Mediterráneo y somos un punto muy importante de entrada de mercancías en la Unión Europea. Por ello, será la Aduana de España la que realice gran cantidad de trabajo dirigido por Aduanas de otros Estados Miembros, sin que por ello pueda devengar derecho alguno”, ha denunciado.

Una de las novedades de esta legislación -ha señalado Ábalos- “es el denominado Despacho centralizado, que permite a una persona presentar en la aduana del lugar donde esté establecida una declaración relativa a mercancías que se presenten en otra aduana distinta”. De este modo, “la aduana del lugar de establecimiento será la competente para autorizar el levante de las mercancías y proceder a la recaudación de los derechos devengados”.

Como ejemplo, ha indicado, un operador económico ubicado en Alemania podrá realizar los trámites oportunos en la Aduana de Alemania, para poder importar una mercancía que entre en la Unión Europea a través del puerto de Valencia, siendo la Aduana de Valencia quién realizaría todos los controles que la Aduana alemana considerara oportunos.

“Este hecho, a priori, puede suponer una agilización de los trámites administrativos, pero ocasiona graves perjuicios para la recaudación tributaria, pues sería Alemania quién recaudaría los derechos devengados, y en cambio, es la Aduana de Valencia quién realizaría de facto todos los controles”, ha explicado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s